ElLibrero
Volver
Escrito por : Andrés Burgos

 Un 19 de abril, hace 19 años, murió uno de los más grandes poetas latinoamericanos. Lo recordamos con un repaso a su obra poética.

 

Pazportada

 

 

 Octavio Paz es una figura esencial en las letras latinoamericanas y uno de los pocos escritores que ha sido galardonado con los dos principales premios literarios del mundo —recibió el Premio Cervantes en 1981 y el premio Nobel de Literatura en 1990 —. Su voz versátil y aguda ha cumplido con un doble propósito en la cultura latinoamericana: de una parte, ha resignificado la idiosincrasia mexicana y criolla de América en sus rasgos más elementales y elevados; de otro, su obra poética ha sido un referente en la consolidación de la literatura latinoamericana como eje cultural del mundo. Toda su producción literaria, tanto sus poemas como sus ensayos, así como algunos relatos breves y su correspondencia, fueron recientemente reeditados por el Fondo de Cultura Económica en una edición de ocho tomos prologada por el propio Paz, quien falleció poco tiempo después de preparar sus Obras Completas, en abril de 1998.

 El tomo VII de estas Obras Completas está enteramente dedicado a la poesía de Paz y empieza con la juvenil Luna silvestre, pequeño libro de poemas que el mexicano publicó en 1933, aún adolescente, y que muestra a un Paz romántico que le canta a la poesía y al amor. Habría que esperar tres años, que cuentan unas pocas páginas en su antología, para encontrarse con el célebre poema “No pasarán”, publicado en 1936 en la España franquista, con el cual comienza a cobrar relevancia en el ámbito literario y que significaría en la posteridad el primer indicio del tono combativo y político que marcaría sus mejores versos: 


Como pájaros ciegos, prisioneros,
como temblantes alas detenidas
o cánticos sujetos,
suben amargamente
hasta la luz aguda de los ojos
y el desgarrado gesto de la boca,
los latidos febriles de la sangre,
petrificada ya, e irrevocable:
No pasarán.
 

En 1951, luego de algunos poemarios de menor merecimiento, Paz publica otra de sus obras fundamentales: ¿Águila o sol?, un poemario innovador caracterizado por la prosa poética y la inclinación a la narración breve, lo que redundaría posteriormente en sus poemas cortos y cargados de sentido que ya se alcanzan a apreciar en los poemas finales de este libro. ¿Águila o sol? significó para el poeta la posibilidad de llevar el poema a un escenario lúdico en el que rompió con el verso y la sintaxis al mejor estilo de los surrealistas, lo que le permitió explicar la naturaleza del poema y reflexionar sobre la historia mexicana:


Cuando la Historia duerme, habla en sueños: en la frente del pueblo dormido el poema es una constelación de sangre. Cuando la Historia despierta, la imagen se hace acto, acontece el poema: la poesía entra en acción.
Merece lo que sueñas”. 

Las obras posteriores de Octavio Paz van a tener una gran variedad de temas y de formas, volverá eventualmente al poema amoroso de verso marcado (Piedra de sol, 1957) y también tendrá su punto máximo de experimentación visual (Topoemas, Discos visuales 1971) pero abordará preferentemente temas como la historia azteca, la comprensión de la naturaleza de la poesía y la reflexión sobre la existencia.



Niño y trompo
Cada vez que lo lanza
cae, justo,
en el centro del mundo.


Un autor tan prolífico y ambiguo como Octavio Paz no puede encasillarse dentro de un único movimiento, pues sus influencias son tan disímiles que abarcan desde la poesía modernista de Juan Ramón Jiménez a los caligramas de Apollinaire, sus poemas pueden describir la crudeza de la guerra civil española y también alcanzar unos niveles de abstracción metafísica de la sabiduría del haikú; por eso, tal vez la mejor manera de definir su poesía, al menos la posterior a ¿Águila o sol?, es la definición que él mismo nos brinda en Los hijos del limo (1974): Su poesía es “una vanguardia silenciosa, secreta, desengañada, una vanguardia otra, crítica de sí misma, una experimentación hacia adentro del lenguaje”.

 
 
VER TAMBIÉN:
 
Del fuego secreto: lectura, diversidad, universalidad
Los fantasmas de Tennessee Williams
De la orfandad a los nuevos mundos
 
 
 

TWITTER

FACEBOOK

AGENDA ARTIFICIAL

Noviembre 2017
D L M X J V S
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 1 2

telegramas-bt

canillitas

paute-bt